Usos y Abusos

El juego de cartas más antiguo del cual se tiene registro era practicado en Bavária, con referencias de 1460. Se denomina Karnöffel. Se trataba de un juego de bazas, siguiendo el tipo de juego practicado por los mamelucos, con su baraja “original”. Esos registros primitivos de su existencia se refieren a las prohibiciones por gobiernos y autoridades eclesiásticas. Por cierto, estas son las fuentes más disponibles y confiables sobre la historia de la baraja y de los juegos que se practicaban con ella. Sus reglas solo se conocieron recientemente, con el descubrimiento de un juego, en un valle aislado de Suiza, que se adecuaba a las descripciones originales.


Ciertamente, el Karnöffel no fue el primer juego practicado por los europeos luego de identificar en las cartas mamelucas un excelente instrumento de ocio y, además, de ganancias financieras eventuales. Los juegos con cartas de estructuras variadas incluyen los millares. Algunos, simples entretenimientos familiares. Otros, “peligrosas” batallas de apuestas, que involucran a profesionales con experiencia y astucia.


Trappola, Tressete, Hombre, Briscola, Primiera, Poch, son algunos antiguos juegos muy conocidos, algunos todavía en uso; otros, solo son predecesores de los juegos modernos. Hoy tenemos el Bridge, el Póquer, el Rummy, los Corazones, la Canasta como juegos populares “internacionales”. Los juegos “nacionales” incluyen el Cribbage (Inglaterra), Belote (Francia), Skat (Alemania), Jass (noreste de Suiza), por nombrar algunos pocos. En Brasil, tenemos el Burako, un popular juego familiar, el Truco, en sus versiones paulista y gaucha, la Sueca, un juego de apuestas rápidas, además de varios juegos infantiles. Los inmigrantes traen sus tradiciones en juegos que practican en sus comunidades.


En los casinos, los juegos típicos son financiados: Blackjack, Baccarat, Chemin de Fer (versión modificada del Baccarat, más común en Europa), Trente et Quarante. En estos juegos, no hay lo que llamamos un juego de cartas. Todos se juegan contra la banca, es decir, contra el casino.