sparks Naipes Guerreiro

Baraja Internacional

Al regresar de las batallas durante la llamada ‘Guerra de los 100 años’ (1337 - 1453), los soldados ingleses traían varios objetos del continente. Los comerciantes franceses y flamencos llevaban en sus equipajes a Inglaterra vinos, misales, libros de oraciones y otras mercaderías populares de la época. Allí también se encontraban las barajas, que eran novedades ‘de moda’ en Europa continental, aunque poco conocidas en las islas británicas. Muchos de los comerciantes franceses eran de la ciudad de Rouen, un importante centro exportador de productos franceses y de otros países europeos, ubicado al norte de Francia.

De esta manera, la baraja original de Rouen se ha convertido en el patrón utilizado en Inglaterra. Luego, aparecieron los artesanos, especialmente en Londres, interesados en producir barajas en el país, siguiendo el nuevo modelo. La apertura del mercado, ha llevado a que algunos fabricantes franceses se establecieran en Londres, como Blanchard, que ya era un importante fabricante francés. Del siglo XIV al XVIII, el ya característico ‘patrón inglés’ tuvo su uso restringido en Inglaterra. En el siglo XVIII, ha seguido con los ‘peregrinos’ a las colonias inglesas del Nuevo Mundo.

Dado

También en el siglo XVIII, surge en Inglaterra el juego de whist, siguiendo la estructura original de los juegos de bazas. Luego, el whist se convierte en un juego popular, pasando a ser practicado en otros países europeos y en el oriente, especialmente en India, una importante colonia británica de ese momento. En Estados Unidos, a su vez, la práctica de póquer se vuelve popular como juego de apuestas. De varias regiones americanas, se ha esparcido por todo el territorio americano, y de allí a otras regiones del mundo.

Todos esos juegos usaban como ‘patrón’ la baraja ‘inglesa’. Y poco a poco, pero rápidamente, el diseño ha viajado por todo el mundo, acompañando la ‘pasión’ por el whist y el póquer. Sucesor del whist, el bridge pasa a adquirir fama como juego importante, a principios del siglo XX. Y el patrón inglés pasa a ser cada vez más conocido y reconocido como patrón de la baraja. Luego, el diseño creado originalmente por un obscuro fabricante de Rouen, se transforma en el ‘patrón internacional’, utilizado por muchos jugadores y fabricado en todo el mundo. Actualmente, cuando alguien se refiere a una baraja, ciertamente tiene en mente una baraja con el ‘patrón internacional’. Las marcas 157, Copag 139, en versiones normales y Experience, Poker Stars, Texas Hold’Em y otras marcas de calidad, son ejemplos fabricados hace muchos años por Copag.

INNOVACIONES DE DISEÑO, PERO NO MUCHAS...

Uno de los aspectos más interesante y sobresalientes de este patrón es el mantenimiento, por más de cinco siglos, de las principales características de los diseños de figuras. Tal vez sea esta la concepción gráfica más duradera y copiada en el mundo.

El sistema de naipes francés se compone de 52 cartas. Se compone de tres figuras (Rey, Reina y Sota) y 10 cartas numerales para cada naipe.

Si bien cada uno de los distintos fabricantes producían y producen barajas con el patrón internacional han creado y modificado estilos, muchas veces corrompiendo el significado original de cierto detalle, se mantienen varios puntos básicos en casi todas las versiones producidas. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que en las barajas modernas, muchas veces es difícil asociar los detalles de las figuras con los objetos conocidos. Con el pasar del tiempo, los diseños que representaban elementos concretos, como armas y ornamentos de vestimentas, se fueron transformando en formas abstractas estilizadas, comúnmente con una apariencia poco similar a la original.

Sigue la ilustración que muestran etapas significativas de la evolución del diseño de la baraja internacional, desde su origen en Rouen.

Hasta mediados del siglo XIX, la identificación de una carta dependía de su visualización total. En esta época, se introdujeron dos grandes avances de diseño gráfico. Primero, las cartas pasaron a ser dobles, lo que ha permitido conocerlas independientemente del lado que se las sujete. La segunda innovación fue la introducción de los valores y de los naipes en las esquinas de las cartas (llamadas índices), lo que permite su identificación en su exposición plena.

Cartas Rei de Copas Cartas Rei de Copas Cartas Rei de Copas Cartas Rei de Copas

Rey de Copas

Cartas Rei de Ouros Cartas Rei de Ouros Cartas Rei de Ouros Cartas Rei de Ouros

Rey de Oros

Damas de Espadas Damas de Espadas Damas de Espadas Damas de Espadas

Reina de Espadas

Valete de Copas Valete de Copas Valete de Copas Valete de Copas

Sota de Copas

(1) Marechal c. 1567, (2) Hunt c. 1809, (3) De la Rue (mediados del siglo 19 – figura doble sin índices) y (4) Copag 139.

Una carta típica del patrón internacional es el comodín. Se utiliza en algunos juegos como una carta extra, que generalmente sustituye a cualquiera de las otras cartas de la baraja. El comodín es una invención americana de 1865. Se ha creado para el juego del euchre, introducido por inmigrantes alemanes en los Estados Unidos, a mediados del siglo XIX, y que se ha vuelto muy popular en ese país y en Australia, rivalizándose con el whist y con el póquer. Actualmente, se practica en el sur y en el oeste de Inglaterra, especialmente en Cornwall. En este juego, la sota del naipe del triunfo se llama Bower derecho, la otra sota del mismo color del triunfo, Bower izquierdo, y se introduce una carta extra o Best Bower, que da origen al comodín moderno. Bower, en alemán, significa pequeño granjero, y también se utiliza para designar a la sota de las barajas. La evolución de esta palabra para joker (comodín, en inglés) se debe a una corrupción del nombre del juego, designado en alemán como Jucker o Juckerspiel. Samuel Hart, un importante fabricante americano de barajas del siglo XIX, ha introducido el Best Bower como la carta extra en sus barajas para euchre, en 1865. La utilización de bufones (tontos de la corte) en los comodines se confirma a partir del final del siglo XIX e inicio del siglo XX.

  • Cartas Curinga

    Samuel Hart, c.1863.

  • Cartas Curinga

    Goodall (para los EE. UU.), en c.1871 – 1 “tonto de la corte” (bufón)

  • Cartas Curinga

    Goodall, Inglaterra, 1904.

  • Cartas Curinga

    Consolidated Dougherty, EUA, c.1920.

Otra peculiaridad de la baraja internacional son los ases de espadas. Prácticamente, todos los fabricantes presentan esta carta con un gran naipe central, que distingue a este de los demás. El origen de esta peculiar carta viene de Inglaterra, en el siglo XVIII: para identificar el pago de impuestos sobre las barajas producidas, cada fabricante estaba obligado a ‘comprar’ los ases de espadas de una imprenta indicada por el gobierno, que incluía un diseño ‘oficial’, con el naipe central estilizado y en grandes dimensiones, con numeraciones y otros detalles que identificaban el pago de los impuestos. Esa operación de ‘compra’ caracterizaba el pago de impuestos sobre la fabricación de la baraja.

De esta manera, los fabricantes producían todas las cartas para sus barajas, excepto el as de espadas. Eso fue posible para la época, teniendo en cuenta la uniformidad de las cartas utilizadas y la ausencia de decoración en el dorso de las cartas. Incluso después de abolidos como identificación fiscal, se mantuvieron los vistosos ases de espada con diseños especiales, tradición usada hasta hoy por la mayoría de los fabricantes. En la época en que servía los objetivos de control oficial, la falsificación del as de espadas era castigada con la pena capital. Existe el registro de un fabricante condenado a la horca, en 1805. Esta siniestra pena debe de haber sugerido la identificación del as de espadas como la carta de la muerte, superstición todavía latente entre ciertas personas, principalmente en el oriente.

Ases Ases
1800 - 1801
Ases Ases Ases Ases Ases Ases
1807 - 1862
Ases Ases
Modernos
Ases de espadas con registros de pago de impuestos
volver al principio